Reforma de del chalé para hacer la estancia en la misma más práctica y confortable, eliminando parte del césped, y sustituyendo el mismo por un encofrado de obra, que posteriormente se ha chapado de piedra natural, al mismo tiempo que se realiza un porche de madera apoyado sobre la valla de obra que también realizamos.  Todos estos trabajos han sido realizados a un cliente de La Eliana, en Valencia.

Los trabajos empiezan con la eliminación de la valla metálica y los cipreses, los cuales son cortados y retirados a los contenedores ecológicos.

Por todo el perímetro la valla de obra, se realiza una zanja de 40 x 40, la cual se rellena de hormigón sobre una base de hierro, al mismo tiempo que se elimina el césped y la tierra para igualar los niveles.

Retiramos los cipreses y la valla metálica y obra.

En la foto de la izquierda se puede ver el momento en el que se están quitando los cipreses y el césped, tal y como comentábamos anteriormente.

Realizados los trabajos anteriores, se empieza a levantar el muro de obra con bloque de 200 x 40, que posteriormente se chapan las bases de ambos lados de la valla a una altura de 60 cm. del suelo, acorde con la estética de toda la casa, mientras que el resto de la valla hasta su coronación con teja cerámica, se enluce mediante la técnica del “graveado“. Una vez terminado todo la obra se procede a pintar la valla de blanco.

Para terminar la valla de obra, se levantan dos columnas de obra con bloque de 30 x 30, que servirán de base al porche de madera que se  apoya sobre ellos por el lado de la calle, mientras que por el otro lado el porche de madera se queda cogio a la fachada de la casa.

Entre ambas columnas de obra se apoya la cargadora de madera laminada del cenador de madera de 240 x 200, y encima de estas se van insertando y atornillando cada 75 cm. las viguetas de madera laminada de 160 x 80, que van formando la estructura de madera del techo de madera.

Las viguetas laminadas de 160 x 80 del techo anteriormente nombradas, se introducen a la pared de la fachada por el otro lado, ya que se trata de un porche de madera cogido a la pared y que tiene salida hasta la calle.

Por la parte de arriba del techo de madera, se pegan las tejas cerámicas mixtas con espuma de poliuretano sobre la tela asfáltica  rugosa, la tela bituminosa especial para este tipo de instalaciones, mientras que los laterales de las mismas y el encuentro con la fachada de la casa se remata con “barrecha“, ( cemento y arena).

Terminado el porche de madera y la valla de obra se empieza a chapar el suelo con piedra natural sobre la base del encofrado de hormigón que habíamos realizado después de quitar el césped y sacar los  niveles.

En este trabajo que hemos realizado “Reformas Candel”, se han combinado trabajos de carpintería y ebanistería con trabajos de obras obra de albañilería, ofreciendo a nuestro cliente un trabajo integral de la obra.